TRAMA-Estructura discreta

Finalista YAP CONSTRUCTO 9 | 2019

Fecha: 2019

Tamaño : 18m x 15m x 6.2m

Materiales: Listón pino seco 3”x2”

Tools: Rhino, Grasshopper, Karamba

Locación: Parque Araucano – Chile

Evento: YAP Constructo 9

Equipo: Francisco Calvo – Katherine Cáceres

Matías Correa – Gonzalo Vega – Natalia Alvarez

Una aproximación lejana del pabellón permite apreciar dos volúmenes densos e impenetrables que se enfrentan entre sí, mientras que una visión más cercana a ellos establece la posibilidad de internarse y recorrer libremente su interior poroso. Esta condición dual de un volumen intrincado y a la vez permeable, busca que la propuesta sea entendida como un objeto capaz de despertar interés y curiosidad en sí mismo.

La propuesta se compone de dos volúmenes dispuestos en forma paralela, el volumen mayor es de 7 por 18 metros de base y el menor de 7 por 15 metros, ambos alcanzan una altura total de 6,2 metros. En la zona media del pabellón los volúmenes se retraen entre sí, para componer un espacio central a modo de plaza de encuentro y reunión colectiva, se trata de un recinto cóncavo cubierto gradualmente por la inclinación suspendida de los entramados de madera.

La propuesta se origina a partir de una organización material de crecimientos axiales, donde predominan las proyecciones diagonales que sucesivamente ganan altura al ser interconectados por ejes verticales. En cierta forma la propuesta intenta esconder la naturaleza simplista y discreta de su secuencia (evidente en sus vistas paralelas del frente y planta), mediante un patrón sistemático y deliberado de repeticiones que tienden a desdibujar y superponer una serie de perspectivas fugadas en las vistas internas del espectador.

La materialización del pabellón hace un uso casi exclusivo de la madera en diferentes secciones, a nivel de suelo se disponen tablones de 8×1” apilados para configurar soportes y mobiliarios, secciones de 4×2” se sitúan semi enterrados para delimitar y contener juegos de agua, los elementos verticales se componen de secciones de 3×3”, mientas que las diagonales de la estructura se proyectan en secciones de 3×2”. La apuesta monomaterial del proyecto busca poner en valor el uso de la madera en diversas escalas, generando un ambiente cálido y frondoso, con un juego de luces y sombras que son proyectadas al interactuar con la luz natural del día como la iluminación nocturna.

La propuesta forma parte de un campo de trabajo y pensamiento emergente en el diseño digital contemporáneo, estableciendo un cambio desde el diseño de elementos en continua diferenciación hacia el diseño en base a componentes discretos, basado en una lógica de agregaciones sucesivas de componentes discretos tanto en geometría como constructivamente. Esta lógica propone una nueva comprensión del ensamblaje digital basado en la pre-fabricación de las partes menores, estableciendo una mayor eficiencia en cuanto a la disminución de los tiempos de armado in situ.